Estrategia de seguridad detona los feminicidios en México, según estudios internacionales

Los últimos estudios internacionales revelan que los múltiples asesinatos por razón de género se explican a partir de la militarización y la guerra contra las drogas, que no ha hecho sino magnificar la violencia y permitir peores maneras de aplicarla

Estrategia de seguridad detona los feminicidios en México, según estudios internacionales

Ciudad de México.



- El feminicidio es, sin duda, uno de los peores flagelos para la sociedad mexicana.



Se trata de una de las violencias más absurdas, pero a la vez más instauradas en el imaginario colectivo, debido “a la tendencia machista y falocéntrica que impera en el país”, explica el sociólogo Rodrigo Martínez.De hecho, estudios realizados por el Wilson Center detallan que además del arraiga sociocultural, el tema de los feminicidios explica su incremento por la creciente militarización y la guerra contra el narcotráfico, impulsada por Felipe Calderón y mantenida por Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.



La violencia de género ha crecido año con año sostenidamente; los datos oficiales del gobierno federal cifran en 43 mil mujeres víctimas de feminicidio en los últimos quince años, con un impulso dramático en el último lustro.



.Datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) revelan que el 70% de las mujeres en el país han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de su vida, algo que preocupa, y en serio, a los organismos internacionales.



.Tanto el Wilson Center, como Intersecta o Data Civica han afirmado que tanto feminicidios como homicidios de mujeres están relacionados directamente con las políticas públicas de seguridad y la lucha contra el crimen organizado, la mayoría de ellas enfocadas al uso del poder militar.



Subregistro Las estadísticas sobre la violencia de género en México suelen ser ambiguas.



Si el análisis se basa en los datos oficiales, sabemos que diariamente se asesinan a diez mujeres en el país, pero, por ejemplo, de los 3,754 casos registrados el año pasado, únicamente 947 fueron investigados como feminicidios.



Esto ha sido criticado ferozmente por la sociedad civil, que acusan a autoridades estatales de no clasificar correctamente los casos, y así que sólo se investigue como un homicidio calificado y no por razón de género, lo que permite maquillar las cifras.



De acuerdo con Kloppe, los hechos dejan ver que la violencia de género dejó de ser un tema privado de los hogares y hoy ya se presenta en los espacios públicos, es decir, se ha generalizado socialmente, perpetrándose cada vez más a través de armas de fuego.



En otras palabras, la violencia de género está cada vez más vinculada a las formas de violencia delictiva y estatal y se ha visto afectada negativamente por la creciente militarización de las fuerzas civiles en el país.



Además evidencia sugiere que la vulnerabilidad y la exposición de las mujeres a las formas domésticas de abuso se están profundizando a medida que los recursos públicos y las instituciones dedicadas a la prevención y reducción de la violencia de género están siendo desfinanciados a medida que el gasto público se asigna cada vez más al ejército”, explica.



Temores El estudio del Wilson Center explica que la violencia de género en México empeora con el tiempo, además de que sufre constantes cambios e incrementos en su nivel de impacto, es decir, cada vez se aplica mayor fuerza y saña contra las mujeres.



La investigación muestra cómo la integridad de las mujeres está directamente relacionada con la “intensificación” de la militarización, así como por la disponibilidad de armas de fuego.



A esto debe sumársele el problema del subregistro de víctimas, así como una impunidad brutal, que, de acuerdo con datos de México Evalúa, llega a más del 90%, lo que hace “suponer que las cifras de víctimas son mucho más elevadas”.



Para Intersecta a lo descrito se le suman las múltiples fosas clandestinas a lo largo y ancho del país, lugares en donde podría haber víctimas de feminicidio, los cuales no están en ninguna estadística oficial.



Además, añade Kloppe, hay que considerar “el maltrato y la victimización de las mujeres activistas que buscan a los desaparecidos, lo que agrega otra capa de vulnerabilidad para las mujeres (…) esto en un país donde algunos funcionarios públicos son negligentes o cómplices activos en la violencia de género, el hecho de que las mujeres activistas estén siendo atacadas por el crimen, por los funcionarios o por ambos, significa que corren riesgos de ser violentadas o amenazadas”.



Homicidios dolosos contra mujeres 2021 – 3462 2022- 3754 2023- 901* *en el primer trimestre .Sabemos que las mujeres y sus cuerpos han sido usados estratégicamente como botines de guerra y que se ha usado la violencia contra las mujeres como mecanismo de control de las comunidades.



Esto es algo que vemos en zonas en conflicto en todo el mundo”, Julia Zulver, Investigadora.



Fuente: Tribuna .





Estamos en Facebook, da click y enterate antes que nadie la de las noticias del momento.

0 Comments

Follow Me On Instagram